miércoles, 9 de julio de 2014

RISOTERAPIA: ISAAC TURIENZO.

ISAAC TURIENZO, 
UNA SONRISA DE JAZZ 
MARIAN PIDAL

'Cuando veo que un artista no es humilde, desconfío de su arte': Isaac Turienzo.

  
 
 
 
 
 
 
ISAAC TURIENZO,
Compositor, pianista de jazz, docente y arreglista.
 
Hastiada de ver día tras día miradas adustas y recelosas, he decidido crear la sección 'Risoterapia'. Sé que la vida nos golpea a veces con tanta saña que resulta imposible esbozar siquiera una sonrisa. Pero cuando las cosas mejoran conviene recordar que un gesto amable es una buena tarjeta de visita. Incluso, para los necios que confunden la amabilidad con la falta de carácter.

BIOGRAFÍAS: ANGELA LANSBURY.

ANGELA LANSBURY, 
LA REINA DE BROADWAY 




MARIAN PIDAL
 

 
El Oscar jugaba al despiste con Angela Lansbury. Parecía una broma pero la estrella de origen británico se quedaba con las nominaciones mientras las actrices de su entorno conseguían las ansiadas estatuillas. Katharine Hepburn, Elizabeth Taylor, Ingrid Bergman, Judy Garland. Lo mismo ocurría con los actores. Laurence Olivier, Spencer Tracy, Orson Wells, Charles Boyer. La historia se repetía con los directores. Frank Capra, Delbert Mann, Vincente Minnelli, Michael Curtiz.
 
Lansbury sintió el roce del hombre dorado después de rodar ‘Luz que agoniza’ en 1944, ‘El retrato de Dorian Grey’, en 1945, y ‘El mensajero del miedo’, en 1962. Tres oportunidades y, en el último segundo, el galardón le hizo tres regates insospechados. Ninguno de los sobres abiertos el 2 de marzo de 2014 en el teatro Dolby de Los Ángeles contenía el nombre de Angela Lansbury. El mundo del cine, meses atrás, le había otorgado un Oscar honorífico en reconocimiento a su dilatada trayectoria. Esta vez la gran dama de la pantalla firmó una gambeta sublime.



 
Angela Brigid Lansbury debutó en el cine en 1944. Sus dos primeras películas fueron ‘Fuego de juventud’, del realizador Clarence Brown, y ‘Luz que agoniza’, de George Cukor. Con este filme se destapaban las dotes dramáticas de una intérprete que alcanzaría la excelencia. La convincente recreación de una sirvienta artera y deslenguada llamó la atención de los miembros de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense. El primer paso estaba dado y el segundo llegaría en apenas un año cuando para ‘El retrato de Dorian Grey’ se convirtió en la candorosa vocalista de un antro miserable, cortejada por un joven snob que la abandona y condena al suicidio. Dos papeles bastaron para consagrarla como una actriz de amplio registro. Tenía 20 años.
 
La carrera de Angela, nieta del candidato británico a Primer Ministro por el partido Laborista George Lansbury, hija de la actriz irlandesa Moyna MacGill, huérfana de padre a los nueve años, despegaba bajo los mejores auspicios. Abandonaba su Londres natal en 1941 cuando la Segunda Guerra Mundial comenzaba a hacer estragos. El destino elegido por Moyna para instalarse con sus cuatro hijos fue Estados Unidos, la tierra de las oportunidades en la que, pensaba, alguien sabría valorar sus cualidades y las de Angela. Acertó. La madre trabajó en películas de cierta entidad, ‘La calle del delfín verde’, y la hija sacó partido a su cuidada dicción, dotes innatas para cantar y bailar, belleza desconcertante, y una elegancia congénita que le proporcionaba un toque específico de finura y sofisticación.



 
A finales de los cuarenta, Lansbury aceptó el rol de una mujer ambiciosa y calculadora en la cinta ‘El estado de La Unión’. Con él se alejaba de los perfiles intrascendentes que exigían filmes como ‘Hasta que las nubes pasen’, ‘Los tres mosqueteros’ y ‘Sansón y Dalila’. Desde entonces, su filmografía sería un tanto irregular aunque jalonada de intervenciones sobresalientes: ‘El largo y cálido verano’, ‘Mamá nos complica la vida’, ‘La bruja novata’, ‘Muerte en el Nilo’, ‘El espejo roto’ y ‘En compañía de lobos’. Creaciones magníficas superadas, no obstante, por la madre maquiavélica y despiadada de ‘El mensajero del miedo’. Gigantesca.
 
A Lansbury le faltó el personaje redondo, la protagonista absoluta que marca un antes y un después. Cuando lo tuvo al alcance, los problemas familiares y la industria, demasiado apremiante, le escamotearon las oportunidades que merecía. La televisión fue más generosa. A través de la pequeña pantalla brilló en producciones como ‘Talento para matar’ y, sobre todo, ‘Se ha escrito un crimen’, la serie que la convirtió en la avispada y entrañable Jessica Fletcher.



 
        El rincón favorito de Angela siempre ha sido el teatro; el corto espacio que mide un escenario. Función a función, desbarató las previsiones más sagaces ganándose el apelativo de ‘reina de Broadway’, para ella, el mejor de los premios.
 
        Los espectadores comenzaron a adorarla; los críticos, a ensalzarla, y la profesión, a respetarla. Fue la mejor Dennis en ‘Mame’, recorriendo el proscenio como un huracán, emocionando con cada canción, agradeciendo tímidamente cada aplauso. Y la perfecta Mrs. Lovett de ‘Sweeney Todd’. Y la Rose de ‘Gypsy’. Solo quienes la han visto desenvolverse sobre las tablas de un teatro han podido disfrutar la esencia interpretativa de una artista inimitable. Oscar, Globo de Oro, Tony, Dama del Imperio Británico, no son más que anécdotas en la travesía de una viajera incombustible: Dame Angela Lansbury. Tiene ochenta y ocho años y sigue en activo. Leyenda.


video
Lansbury, en una de las escenas
más populares de la película
'El retrato de Dorian Grey'
 
 
'ANGELA LANSBURY',
ANGELA BRIGID LANSBURY,
16-X-1925, Londres, Reino Unido.
Actriz, cantante y bailarina.

El texto que acompaña a este artículo fue publicado por MARIAN PIDAL en 'El Comercio', periódico de Gijón, España.

PRODIGIOS ARQUITECTÓNICOS: CHICHÉN ITZÁ.

El misterio de Chichén Itzá





MARIAN PIDAL




 
       El templo dedicado al dios Kukulkán en Chichén Itzá, México, se mantiene  firme como un coloso,  indiferente al paso del tiempo.


 
 
Templo dedicado al dios Kukulkán
en Chichén Itzá
 
       La joya arquitectónica de Yucatán y emblema de la cultura maya, también conocida como ‘El Castillo', contiene una compleja simbología que nos revela la existencia de una cultura avezada en conocimientos matemáticos, astronómicos, geométricos y acústicos.





 


       Contemplar la hermosa pirámide causa admiración y despierta una curiosidad irresistible por descifrar los secretos que aún permanecen escondidos entre sus gruesos muros.
 
 








 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El Cenote interior...
 
 
 
sin palabras
 

DANZAS IMPOSIBLES: LÍNEAS RECTAS Y CURVAS.

DANZAS GEOMÉTRICAS   



MARIAN PIDAL





     En estas instantáneas se aprecia la belleza del cuerpo humano trazando figuras casi inverosímiles.

 
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 


 
 

ISAAC TURIENZO. LA MAGIA DEL JAZZ: DISCOGRAFÍA.


DISCOGRAFÍA DEL JAZZMAN 
ISAAC TURIENZO 


 
MARIAN PIDAL





     Hoy os dejo las carátulas de los discos grabados, hasta la fecha, por Isaac Turienzo y sus colaboradores.  



Primer Disco de Jazz Grabado en Asturias
 1992
'Made in Asturies'
 
 
1996
'Punto y seguido'
 
 

1999
'Con Ángel'







Grabado en Atenas
2002
'Euro Jazz 2002'
 
 
Grabado en Moscú
2004
'El alimento de los Dioses'
  
2006
 'Jazz de Raíz'
 
No perdáis la oportunidad de disfrutar esta música exquisita.  

YO MISMA: EL MAESTRO QUIROGA.

 
El MAESTRO QUIROGA  


MARIAN PIDAL

                                           


 
     En 1999, tras varios años de investigación leí mi Tesis Doctoral 'El compositor Manuel López-Quiroga'. Conocido popularmente como el Maestro Quiroga, el músico sevillano ocupó muchas horas de mi vida. Algunas fueron tediosas buscando informaciones que parecían jugar al escondite. Otras, agotadoras, trabajando sin descanso en la Biblioteca Nacional, la Hemeroteca del Conde-Duque y el inmenso archivo que posee la familia López-Quiroga Clavero.
 
    También hubo momentos reconfortantes al terminar un capítulo o disfrutar de una partitura original escrita a mano con curiosas acotaciones en los márgenes.
 
    Una de las mayores satisfacciones que me proporcionó el proceso de investigación fue la posibilidad de conocer a personas de una calidad humana extraordinaria. El hijo del compositor, Manolo; los hermanos Del Valle, colaboradores fieles del maestro, y todo el personal de Ediciones Quiroga. También me acuerdo de las personas que me facilitaron información importante como los trabajadores de Antena 3 y de la SER, entre ellos Carlos Herrera.
 
    No me olvido de la entrevista que una Semana Santa mantuve con Juanita Reina, un ejemplo de amabilidad y cortesía.
 
    Por último, recuerdo a Isaac porque desde el primer momento apostó por una empresa que para muchos era descabellada. ¿Qué tiene que ver una asturiana con las canciones de Quintero, León y Quiroga? ¿Es un asunto con suficiente entidad como para ser presentado ante un tribunal universitario? El tiempo demostró que sí. Que la canción popular española de los cuarenta y cincuenta es una vía muy valiosa para conocer la España de la posguerra. Respecto a la segunda cuestión, ya se han pronunciado quienes han leído la Tesis y la han elogiado.
 
    Curiosamente en 1999 se conmemoraba el centenario del nacimiento del maestro Quiroga. Por ese motivo se editó el libro 'Quiroga, un genio sevillano'. El cuerpo del texto fue encargado a Miguel Espín y Romualdo Molina; el catálogo de obras corrió de mi cuenta. Exhausta, llegué a recopilar cerca de tres mil números musicales.
 
     Aquí os dejo la portada y una página del libro.
 
 





'MAESTRO QUIROGA',
MANUEL LÓPEZ-QUIROGA,
30-I-1899, Sevilla, España/
13-XII-1988, Madrid, España.
Compositor y director de orquesta.