jueves, 12 de enero de 2017

DISCOTECA DEL OYENTE: ALAMEDA, ROCK ANDALUZ.

ALAMEDA, 
REFERENCIA INOLVIDABLE DEL ROCK PROGRESIVO ANDALUZ  
 
 
   MARIAN PIDAL  
 
 
 
 
     Alameda es un grupo de rock progresivo andaluz surgido en 1978 en Sevilla. A pesar de compartir conceptos formales y estéticos con la banda Triana, el quinteto sevillano siempre mostró unas señas de identidad que le dieron un estilo propio dentro de la corriente rockera andaluza de los setenta y ochenta.

 
     El grupo Alameda estaba compuesto por José Roca, guitarra y voz; Luis Moreno, batería; Manuel Rosa, bajo, y los hermanos Manuel Marinelli y Rafael Marinelli, ambos teclistas.
 
     Los miembros del grupo decidieron unirse cuando los caminos de cuatro de ellos se unieron en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla.
 
    El estilo personal de Alameda se asentaba en la fusión del rock progresivo y el flamenco. Sin renunciar a la modernidad -Moog, Melotrón-, en sus melodías abundaban palos flamencos estilizados y melismas asociados al cante jondo.
 
     Firman su primer contrato discográfico en 1979, el mismo año en el que recibieron los aplausos del público y de la crítica por su LP 'Alameda' que llegaría a ser 'Disco de Oro'.
 
 
     Este trabajo incluía un tema que se hizo muy popular: 'Amanecer en El Puerto'.
 
video
'Amanecer en El Puerto'
Versión renovada
 
'Amanecer en El Puerto'
 
Asómate a tu ventana,
que amanece un nuevo día;
y los que fueron mis penas,
son causa de tu alegría.


La imagen de tu sonrisa,
dejó un recuerdo en mi mente;
que aunque tuviera cien vidas,
no dejaré de quererte.


Quiero el calor de tu cuerpo,
quiero por siempre tener
la ternura de tus besos,
que es fuente para mi sed.


Despierta de tu silencio,
amigo coge el timón;
y pon rumbo a la esperanza,
a ver si alcanzamos el sol.


La imagen de tu sonrisa,
dejó un recuerdo en mi mente;
que aunque tuviera cien vidas,
no dejaré de quererte.
 
 

Quiero el calor de tu cuerpo,
quiero por siempre tener
la ternura de tus besos,
que es fuente para mi sed.


     1979 fue un año redondo para Alameda. Además del triunfo cosechado con su primer álbum, la formación colaboró en la edición del disco 'La leyenda del tiempo', santo y seña de Camarón de La Isla.
 
     La buena suerte continúo en 1980 con la grabación del aclamado registro 'Misterioso manantial'.  
 
 
     Año nuevo, disco nuevo. Las tiendas de discos se llenan de 'Aire cálido de abril'.
 
 
     En 1983, sale a la luz 'Noche Andaluza', el disco de la discordia. Alameda comienza a desintegrarse. Una parte del grupo quiere seguir con la fórmula que les ha proporcionado el éxito; el otro, prefiere avanzar por sendas más cercanas al purismo culto.

     Inevitablemente, Alameda, se rompe como grupo pero sus músicos seguirán en activo trabajando con Camarón de La Isla y Paco de Lucía.
 
     En  1992, fecha de la Exposición Universal de Sevilla, Alameda se recompone para ofrecer un concierto en la capital hispalense.
     La nueva experiencia anima al quinteto a probar suerte con dos nuevas grabaciones. En 1994, aparece 'Dunas' y en 1995, 'Ilusiones'.
 
 
 
 
     En 1999, junto a otros músicos, los miembros de Alameda ultiman el 'Concierto veinte aniversario'.
 
 
     El concierto fue grabado en directo durante el mes de diciembre en el Auditorio Colón de la ciudad Huelva.
 
    Con Sony Music, en 2001, Alameda edita el recopilatorio 'Noche Andaluza'.
 
 
 
     Tras sacar a la venta en 2003 un recopilatorio doble, Pepe Roca, Rafael Marinelli y un grupo de músicos free-lance saldrá al mercado 'Calle arriba'.
 
 
     La esencia genuina del grupo Alameda sigue plasmada en dos álbumes de 2012: 'Seasons/Spectres' y 'Procession'.
 
 
 
 

martes, 3 de enero de 2017

MODA: PELLIZAS INCOMBUSTIBLES.

Pellizas, de prenda de trabajo a clásico en las pasarelas de moda




MARIAN PIDAL




 
     ¡Feliz Año Nuevo, Amig@s!
    
   Pensando en las bajas temperaturas que este invierno está dejando en medio Mundo, he querido dedicar la primera entrada de este Blog en 2017 a una prenda especialmente térmica: la pelliza.

Robert Redford
 
   Las legendarias pellizas de la década de los setenta del siglo XX no han perdido ni vigencia ni un hueco en los armarios más heterodoxos.
 
 
   Las telas de los abrigos, chaquetones y cazadoras de piel vuelta, se convirtieron en prendas de vestir después de haber servido como elementos ornamentales del hogar en forma de alfombras, tapices y cojines. Por cierto, algun@s reconocid@s decorador@s, están recurriendo a ella para sus diseños vanguardistas de casas, oficinas y otros interiores.
 
 
 
   Las pellizas, además, se utilizaron como complemento de las monturas de los caballos y se transformaron en una prenda de vestir usada por trabajador@s que desarrollaban sus actividades al aire libre, sobre todo las de carácter agrícola y ganadero.
 
 
 
  De repente, una pieza 'menospreciada' por determinadas clases sociales adquirió el marchamo de icónica para una juventud que la asociaba con la protesta rebelde de los setenta.  
 
 
   Fue así como artistas e intelectuales se colgaron las tradicionales pellizas de color tostado, amplias solapas y botonadura central. Después de verlas puestas por Robert Redford, Bob Dylan y Joan Báez, entre otras figuras mediáticas, los jóvenes no dudaron en añadirla a sus roperos.
 
 
 
  Además del color arena, en los ochenta, la pelliza aceptó, diversificándose, otras tonalidades: verde, azul, negro...
 
 
   En España, también se usó la palabra 'McCloud' para nombrar a la pelliza. Este apellido era el de un popular detective, ataviado con el chaquetón de piel vuelta,  que protagonizó una famosa serie televisiva estadounidense.
  
 
   L@s diseñador@s continuaron sacando partido a la rústica prenda de trabajo. No tardaron en ver que la pelliza combinaba sin problema no solo con pantalones tejanos, sino también con los que se confeccionaban con otras telas, y con faldas y vestidos de cualquier largo y hechura.
 
 
 
   Si alguien pensaba que el recorrido de las pellizas llegaría a su fin con el cambio de siglo, se equivocó. Es más, modist@s y gurús de la moda auguraron una larga vida a una pieza que se iba sofisticando y reinventado colección tras colección.
 
 
 
   A partir de 2012, la pelliza sufrió tal cantidad de transformaciones que los modelos apenas tenían una mínima similitud con la nostálgica de los setenta.
 
Steve McQueen
 
   Curiosamente, la pelliza no acepta términos medios. Frente a ella se forman dos grupos opuestos: el de l@s seguidor@s incondicionales y el de l@s que la detestan. Sobre gustos ...
 
 
 
   La pelliza es en la actualidad una vestimenta polivalente. Puede resultar elegante o deportiva; moderna o retro; cara o low cost.
 
 
   Y recordad, si conserváis alguna pelliza 'clásica' setentera en buen estado, podéis obtener por ella una sustanciosa cantidad de dinero a través de tiendas de segunda mano; páginas on line, y coleccionistas.
 
   Un consejo: dadle un repaso a los modelos que en estos últimos años han confeccionado diseñador@s y firmas como Prada, Burberry, Armani, Farrutx, Tommy Hilfiger, Asos, Coach, HervásPiel, Pull and Bear, NoName, Dankopel, Marni, Caramelo, Adolfo Domínguez, Loewe, Etro y Miu Miu.
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
McCloud
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ryan O'Neal