lunes, 28 de julio de 2014

PRODIGIOS ARQUITECTÓNICOS: LA ABADÍA DE POMPOSA.

 
La abadía de Pomposa, el refugio de Guido D'Arezzo



MARIAN PIDAL




     La abadía de Pomposa se alza, sólida y poderosa, muy cerca de Ferrara, Italia. Su construcción comenzó en el siglo VII y finalizó en el siglo IX, siendo consagrada en el año 1026. Está considerada como una obra maestra del arte románico de estilo bizantino.
 
 
     No solo resulta imponente su exterior, en el que sobresalen el grandioso campanario que alcanza los 48 metros de altura; el pórtico cincelado con hermosos frisos y la ingeniosa disposición de los ventanales que la recorre. También  en su interior se aprecia la excelencia en la cuidada disposición de sus tres naves y en los magníficos capiteles que las separan.
 
 
     Son de inestimable valor los frescos del ábside, de la sala capitular -firmados por un discípulo de Giotto- y los del antiguo refectorio.

 
 
 

 
     La Abadía de Pomposa fue un importante centro cultural durante la Edad Media. Albergó una valiosa Biblioteca y muchos de los mejores amanuenses de la época trabajaron entre sus muros.

 

      En este conjunto abacial, el ilustrado monje Guido D'Arezzo trabajó y dio forma al actual sistema de notación musical.





Guido D'Arezzo
 
 
                     Mano Guidoniana




 
GUIDO D'AREZZO,
991/992, Arezzo, Italia/1033/1050, Avellanos, Italia. Monje benedictino, músico y creador del actual sistema de notación musical conocido como 'sistema guidoniano'.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario